Posts tagged ‘Guerra Civil’

13 diciembre, 2011

No veo, ni oigo, ni hablo. Miro, Escucho y Promulgo. 12º

ASI QUE METIENDO EL DEDO EN LLAGA EH….
Enhorabuena por tu última entrada, me ha encantado, el vídeo del origen de la crisis, el magnífico artículo de Concha Caballero (@conchacaballer) tan profundo y lleno de significado y tus preguntas; qué aguda tirándome la patata caliente!!!
Así es como yo lo veo, esta es mi opinión y no es la única, válida e inamovible. La relación entre la situación de este país (España) y la emigración “intelectual” que está sufriendo no es recíproca. (Querido lector, si empiezas a leer aquí y no llegas hasta el final, no sigas, no tendrá sentido).

Cuando a finales de la Guerra Civil la emigración de trabajadores se centraba en America Latina y a principios de los 70 cambiaba un poco la dirección pero no el sentido y se dirigía a Europa, el país estaba envuelto en una grave crisis que duraría décadas; se estaba reconstruyendo de nada más y nada menos que de la muerte de más de 2 millones de personas, la destrucción de miles de edificios y la destrucción casi por completo de su cultura. Había mucho que hacer pero no medios para hacerlo. España no tuvo un “Plan Marshal” para enfrentarse a sus deudas y crisis. La emigración del Pueblo español era casi inevitable; la analfabetización y la pobreza eran el denominador común y el crecimiento del país lento y muy poco prometedor. Había una reciprocidad, ”la situación es mala, el país no mejora, no tengo trabajo ni conocimientos para hacer otro, me voy a otro país, la peseta está baja, que el cambio está muy bien, me compro una casa en España y cuando vuelva seguro que las cosas están mejor”. Y efectivamente. Así fue. La mayoría de los emigrantes españoles enviaron a sus familias cantidades ingentes de dinero que ayudaron de forma incalculable a levantar el país.
Pero ahora la situación es distinta. Ahora España era un país desarrollado. La alfabetización es casi absoluta y los jóvenes tienen una buena formación académica. Los emigrantes retornados aún están vivos y tienen la experiencia de lo que han sufrido en sus carnes, y dicen: “ aih! eso no es nada! si supieses por lo que he pasado yo…” “ahora coges un avión por 100 euros y vuelves a casa” ES CIERTO! se iban al norte y centro de Europa donde no entendían a nadie y dormían en barracones a 15 bajo cero sin otra cosa que calentarse que a lo mejor una botella de whisky de contrabando. Pero ni ellos mismos se explican lo que está pasando. No tiene sentido. La educación es la base de cualquier sociedad de éxito. Y la hay. El país entero debería estar paralizado diciendo: eh, espera un momento, si se van ellos, quien nos va a guiar??? Nada debería importar más que crear puestos de trabajo para los capacitados, estudiantes, expertos albañiles, expertos médicos, expertos científicos, expertas secretarías, profesores, abogados, etc…. todos los demás puestos de trabajo para personas menos capacitadas se generarían automáticamente, simplemente por necesidad. Es el principio más básico de la economía. Dale un altar a un cura y hará misa; los feligreses acudirán. Dale una sierra a un carpintero y hará una mesa y unas sillas; los comensales se sentarán en ellas. La reciprocidad no existe; el país tiene lo que necesita y simplemente lo arroja, que lo limpien UK, Germany, France, EEAA, EEUU, etc… y que contentos que están! Mano de obra cualificada gratis. ES TAN SENCILLO Y LÓGICO QUE LA SITUACIÓN CAE EN LO ABSURDO.
Quizás yo no sea un profesional de nada y simplemente no he encontrado mi sitio pero tengo ojos, oídos y boca. No veo, ni oigo, ni hablo. Miro, Escucho y Promulgo. Pero no creo que todos los que se van sea porque no han encontrado su sitio. Todavía quiero volver a mi tierra. Lo peor será cuando no quiera. Cuando el despecho me haga pensármelo dos veces. Y eso no será lo peor. Lo peor será si no somos los universitarios los que se van sino que el éxodo masivo comience de nuevo.
Los resultados que obtenga en mi escapada, que no huída, serán valorados por mi ser de forma cualitativa no de forma cuantitativa. Eso quiere decir que no es una cuestión de cuales son las diferencias entre lo que consiga aquí o ahí sino de cómo yo mismo las valore. La lucha por los sueños de cada uno no es para mí una cuestión de donde sino de cómo, porque el camino hacia el aplauso final es lo que debemos disfrutar, el aplauso es un momento muy grande y lleno de significado pero es demasiado corto para saber cómo inclinar la cabeza para dar las gracias.
Y tú, Matrioska, que has visitado cientos de escenarios sabes lo que eso significa. Pero aún así solo me queda felicitarte, eres una triunfadora en el país de los que no encuentran su sitio y se van.

El Llorón de Trafalgar.

A %d blogueros les gusta esto: