Be creative, my friend. 7º.

Mi querido Llorón,

toda esa cantidad de datos curiosos que has aportado ha estado dando vueltas en mi cabeza desde que me has contestado. Me parecen sobrecogedores y, como mínimo, invitan a la reflexión. Yo he decidido quedarme con nada más que una de las cuestiones que planteas, la que más de cerca me toca por varios motivos: la educación.

Te cito: “sólo India tiene más niños prodigio que niños todo EEUU“. Esa frase, solo esa frase ha hecho que me diese un vuelco el corazón. Porque todos conocemos cuáles son las tremendas diferencias en cuanto a oportunidades académicas entre un país y el otro. La verdad es que surge este tema justo cuando vengo de colaborar en una gala benéfica organizada por la Fundación Dharma. Todo lo recaudado estaba destinado a los proyectos de educación y desarrollo de los que se benefician más de 1200 niños en la India. Y, en el caso concreto de las niñas, para que no sean obligadas a casarse por conveniencia y apartadas de los estudios a una muy temprana edad. La infancia en ese país, las mentes brillantes sobreviven gracias a proyectos como este. No es eso lo que ocurre con EE.UU. El país que capitanea el mundo no tiene problemas de ese tipo. Porque para eso es el “capitán”. Y lo que hace con las mentes brillantes es convertirlas en élite. Estudian a través de becas, no de ayudas. Esa es la trágica diferencia.

En relación con esto, quisiera mostrarte un vídeo bastante pedagógico del profesor Ken Robinson, que nos muestra qué le pasa al sistema educativo desarrollado. Qué es lo que falla en él. Fíjate, porque nos habla desde EE. UU. La respuesta a muchos de los problemas en educación tienen que ver con la creatividad. Esa cosa que se anula en las sociedades primermundistas a medida que vas creciendo, pero que jamás se pierde del todo en países como la India. Échale un vistazo y ya me contarás…

¿Qué hacer con Oriente? Yo lo tengo claro: colaborar. No somos el centro del universo y tenemos mucho, pero mucho que aprender de ellos. Más vale que comencemos a tener un poquito de humildad. ¿Recuerdas cuando se decía que la Tierra era el centro del universo? Eso que ahora nos parece tan absurdo, lo estamos repitiendo. Pero reconociendo como centro de todo solo aquello que nos resulta más cercano culturalmente… No aprendemos.

Matrioska.

PD.: Del tema de la educación en España ya hablaremos otro día que tengas ganas de leer muchísimo…

2 comentarios to “Be creative, my friend. 7º.”

  1. Ya conocía a Ken Robinson. Me encantan sus propuestas. Ojala que las escucharan nuestro ministerio de cultura. Creo que es lo que el mundo necesita. Gracias por acercarlo a la nube. Un saludo

    • La verdad es que es magnífico, es capaz de hacer una vista “overall” de toda la situación que muy pocos pueden apreciar.
      Muchisimas gracias por tu comentario. Un saludo!

A %d blogueros les gusta esto: