Archive for octubre, 2011

29 octubre, 2011

Recuperando palabras perdidas. 5º.

¡Caray, Llorón! Echa un vistazo a la cantidad de veces que hemos repetido hasta ahora la palabra “generación”. ¿Te das cuenta de que en la época en la que las vacas todavía no estaban flacas apenas hacíamos uso de este vocablo? Lo estábamos perdiendo… y de repente esta crisis brutal  (que primero se hizo económica, luego social y que terminó por hacerse existencial) nos abofeteó en la cara y logró que de una maldita vez tuviésemos consciencia de generación, de grupo, de “este es nuestro tiempo y nos lo están robando”. Entonces comenzamos a unirnos, qué locura, y a atrevernos a salir a las calles. Todo bajo el cartel luminoso de generación.

A lo mejor te parece estúpido, pero llegué a compararlo con el mayó francés del ’68 y me di cuenta de que muchas otras generaciones se sintieron como la nuestra en muchos otros lugares del mundo y momentos de la historia. Que hasta los más famosos grupos de música necesitaban cantar acerca de ello (no me has pedido ejemplos, pero te los daré, darling, te los daré):

Probablemente, sí es cierto que la misma generación se siente así en prácticamente todo el mundo al mismo tiempo. Probablemente este fenómeno tan global no se haya dado antes. Y vale, hemos bajado los brazos, porque remar con tanta constancia termina por agotar. Y no sé si lograremos un futuro. No tengo la más mínima idea, porque hemos sido condenados a vivir en presente. Nada más que en presente. And tomorrow… who knows? Estamos con el agua al cuello, pero aunque con el cuerpo debajo del agua cueste más moverse y todo sea más lento… lo cierto es que agotados, con esfuerzo, pero nos movemos.

De hecho, el sentimiento de unión es tan grande que hasta me había planteado pedirte matrimonio. Hasta que me he dado cuenta de que en realidad no me van esos temas y de que, por esa regla de tres, debería casarme con toda la generación… Y bueno… no llego al matrimonio. Pero sí, sí siento compromiso. Un alto nivel de compromiso. ¿Has visto? Todo por recuperar una palabra que estaba cayendo en el olvido.

Matrioska. 5º.

Etiquetas:
27 octubre, 2011

Mucho Danniel Sam y pocas nueces. 4º

Dear Matrioska, creo que has visto muchas pelis de Danniel Sam.

 

Soy el primer fan del espíritu de lucha, casi nunca me doy por vencido, pero como Llorón que soy también me toca interpretar mi papel de realista.

Esta generación no está perdida ni mucho menos pero ha bajado los brazos. El documental de TVE es impresionante, refleja con toda claridad la realidad que se vive en España en la calle. No así la realidad de la política que lo único que hacen es eso, política, sin acciones viendo al pueblo sin mirarlo (pero a estos les daré caña en venideros post). El que piense que la juventud española no ha bajado los brazos que lo deje por escrito en un comentario a este post.

Es normal querida amiga, tantos años luchando para ser algo en la vida o simplemente para vivirla tranquilamente y un buen día llegan y te embargan hasta la bici que tenías pa ir a currar al bar… Y NOH! NO ES CULPA NUESTRA! No estamos pidiendo la vida de lujos de 2007, estamos pidiendo un CURRO decente (o uno cualquiera). MALDITA SEA! Nosotros no somos los Madoff de este país, nosotros somos los currantes, los se gastan el dinero para que la economía crezca, los que lo movemos para que haya un flujo, los que pagamos las pensiones de nuestros mayores y las escuelas a nuestros niños, y queremos seguir haciéndolo.

A pesar del 15-O , la movilización mundial originada en España, la mayoría de nuestros jóvenes están desilusionados, de brazos caídos. La razón es que  la actitud de nuestros políticos es la de aquel que ve como un perro mea en la puerta de la casa de su vecino y no hace nada por evitarlo. Somos los vecinos. NOS MEAN ENCIMA. NADIE NOS AYUDA. Ante este panorama es difícil levantar los brazos, es fácil que el perro, aún por encima, te muerda la mano.

Esta generación no está perdida, está deprimida, pero sólo es una piedra más en el camino (una de las grandes). Estamos recibiendo la mayor lección de nuestras vidas y cuando aprobemos el examen, nuestro hacha será la más afilada que jamás se haya visto y seremos la Mejor Generación que este país haya tenido. Y seremos los protagonistas de nuestra propia película de lucha.

El Llorón de Trafalgar. 4º.

27 octubre, 2011

¿Generación perdida? 3º

Ay, Llorón… ¡que te enrollas más que una persiana! Nos vas a espantar a las visitas, y algunas venían con pastitas y todo. Con lo bien que te venían a ti para el té. Como se nota que vives en el Reino Unido pero que eres made in Spain. Guarda carrete, que todavía queda mucho blog para que lo vayas soltando poco a poco…

¿Te acuerdas de que en mi bienvenida hablaba de la “generación perdida”? Me parece que es absolutamente necesario postear este documental emitido en RTVE2. La verdad es que es un reflejo bastante fiel de lo que nos está ocurriendo a los jóvenes hoy en día. No sé si lo has podido ver mientras afilabas tu hacha en Londres (Lincoln se hubiese sentido orgulloso de ti), pero si no ha podido ser, hazlo ahora. Me gusta que el título del documental vaya entre interrogantes. Porque supongo que, en realidad, siempre aspiro a que quede algo de esperanza. Y porque estoy orgullosa de que no hayamos dejado de luchar pese a que el mundo nos haya retado. Te lo prometo, yo tengo ganas de enfrentarme al reto. Se terminó la época de los bosques frondosos, pero plantemos semillas para que crezcan árboles nuevos (tomé tu metáfora, me recordó a la clásica metáfora que haría un profesor de artes marciales asiático y muy viejito y que es de esas que te acaban marcando cuando, al final de la peli, ya eres un luchador de la hostia).

Qué quieres que te diga, eres un partidazo. Ya no solo por tu absoluta dedicación a afilar el hacha (Lincoln me perturba), sino porque eres decidido y das el salto a buscarte la vida como lo que sea y donde sea. Eres un luchador. Eso es, principalmente, lo que te convierte en un partidazo. Ahora bien, lo de enrollarte… eso no te lo quita ni Dios, hijo mío. ¡Que aproveche el documental!

Documentos TV- ¿Generación Perdida?

Matrioska. 3º.

26 octubre, 2011

Partidazo! 2º

-Hey tío! cuanto hace que no hablamos! ¿como te va?

-Ehh, pos sí! Pos yo estoy buscando Curro de lo mío, mientras tanto trabajo en un bar ¿y tú?

-¿De verdad? No jodas tío, yo también estoy en ello pero esto va de mal en peor.

Esto fue el comienzo de la conversación que hace unas semanas tuve con una antigua amiga de la universidad, pero que se repite a diario y no solo con universitarios sino con cualquier persona. Ella, yo y algunos currantes de bar solíamos hablar de lo importante que es prepararse para el mundo laboral. Lo que Abraham Lincoln definía de esta forma:

“Si tuviera 8 horas para cortar un árbol, 6 de ellas las pasaría afilando el hacha”   

Ahora pienso que  si calculo la proporción de horas con el tiempo que pasaré estudiando y trabajando, la regla de tres me da que no empiezo a currar de lo mío hasta los 48 aproximadamente. No era inglés (aunque su tatarabuelo sí lo fuese), pero que bebía el té a las 5 eso seguro, mientras se empapaba de literatura en su gran caserío de las tierras que el cómico Colón, nombrado anteriormente por mi virtuosa Matrioska, había conquistado unos 350 años atrás. Abraham Lincoln era un hombrecito sabio. No le faltaba razón a su frasecita. Y yo, como buen discípulo, afilo el hacha. Y estudio. Estudio mucho. Porque luego me gusta escuchar lo de: “Pero tú… con tu Currículum…?! tú eres un PARTIDAZO!!” y yo me río en inglés (hahaha), por aquello de hacer honor al país que me da de comer, el Reino Unido.

Me encanta ver como los españoles vamos a la plaza de Trafalgar, en el corazón de Londres y decimos: “mira que plaza más bonita!” y yo admito que sí para no entrar en una discusión infinita que tendría con cada persona que viniese a visitarme, opinando que es una plaza más, con dos fuentes y dos estatuas, y que representa la mayor derrota de la historia del país al que perteneces y que aunque no sientas orgullo patriótico por él, ellos sí lo saben y se ríen en sus adentros diciendo: “pos si que encajan bien las derrotas”.

Y yo, como soy de los que las encajo bien me vengo y sigo afilando mi hacha, esperando poder encontrar un árbol que cortar, mientras en el país que me vio nacer, todos los árboles que antes daban sobra y alimento a todos sus hijos se ven abominados por las llamas, sin agua que las calme o tierra que las estinga, sino que muy al contrario, los vientos implacables las alimentan sin control, y los parados cada vez lo somos más (por que así quieren que lo creamos) y en mayor número.

Pero en nuestras manos está cambiarlo. Matrioska and Me (El  Llorón de Trafalgar) pondremos nuestro granito con pizcas de humor y sarcasmo, alabando cálidamente o lo más seguro, criticando enfervorecidamente, a todos aquellos que, respectivamente, nos den un arból del que alimentarnos  o por el contrario permitan que afilemos y afilemos el “filo de nuestro hacha” hasta que se nos quede en el mango. Si de nosotros depende, no lo permitiremos!!! por que alzaremos la voz y nuestras hachas afiladas en REBELIÓN contra todos los que nos lo impidan antes de que tengamos que pelear con los mangos y con grabaciones de voces pasadas.

Así pues, Miss Matrioska, la invito a que vuelva usted a conquistar la tierra que su amado Colón dominó y perdió en beneficio de mi maestro Lincoln. Y a todos ustedes lectores a que nos sigan por estos intrépidos caminos de las indignaciones, el humor, el sarcasmo, las decepciones, las alegrías y un largo etcétera que tendrá cabida en este espacio en el que intentaremos descifrar el mapa de la Huída del Curro. Welcome to BuscoCurro!

El Llorón de Trafalgar. 2º.

26 octubre, 2011

“Encuentra la felicidad en el trabajo o no serás feliz.” 1º

Eso lo dijo Cristóbal Colón. Descubridor de América y, ahora que leo esa frase, deduzco que también cómico.

Si hiciésemos viajar a Colón en el tiempo, en lugar de en carabela, entonces caería en una profunda depresión.  La idea de imaginármelo en las colas del paro en pleno 2011, llegando al mostrador y contando con  todo lujo de detalle sus estudios en Teología, Ingeniería naval, Historia y Geografía, Sociología, Relaciones internacionales, Empresariales (con la especialidad en comercio al pormayor); y su amplia experiencia en cada una de estas actividades durante largos años… que se quede esperando a que lo llamen “para lo que salga” durante meses y que no lo puedan ubicar en ningún empleo en ninguna parte del país… La historia se hubiese repetido, el joven Cristóbal habría decidido emigrar. Ya lo había hecho en 1492, por qué diablos no iba a marcharse del país ahora, y más con tanta experiencia encima…

Bien, pues eso es (libres ahora de sarcasmos) lo que nos está pasando en España a día de hoy. Sobrevivimos de formas insospechadas quedándonos aquí o de lo contrario nos vemos obligados a emigrar. No estoy de acuerdo con el chiste de Colón de que la felicidad se encuentre solo en el trabajo. Pero estamos ante la sociedad mejor formada intelectualmente en mucho tiempo.  Y sin embargo el paro sube. Y sube. Y sube. Y no tengo la sensación de que tengamos ganas de quedarnos a ver la vida pasar.

Soy licenciada, hablo otros idiomas y estoy haciendo un máster… La pregunta es: ¿para qué? Para qué si al final vivo del “show business”. La única actividad que he desarrollado a lo largo de mi vida de forma autodidacta es la que, actualmente, me está dando de comer (ojo, no lo digo como una queja: mi dedicación es la pasión de mi vida). Somos la generación de la ironía. Aunque a los sociólogos les guste llamarnos la “generación perdida”.

Os doy la bienvenida a este blog dialogado, con el pluralismo de dos voces: una que habla desde la tierra del té a las cinco en punto (El llorón de Trafalgar) y otra que habla desde la tierra de la siesta después de comer (Matrioska). Este será buen lugar para todos aquellos “parados del mundo”. El absurdo, el sarcasmo, el humor o la rabia tendrán lugar en cada uno de los posts. Porque “busco curro” es la frase que más he oído pronunciar en los últimos tiempos. Si la has dicho, si la has oído o si has visto cómo las calles de tu ciudad se invadían por este motivo… probablemente, este sea tu lugar.

Pasa, pero no te acomodes… La idea no es estancarse. Jamás.

Matrioska. 1º.

Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: